QUERÉTARO, Qro., 31 julio 2014.- El presidente de la Mesa Directiva, diputado local Braulio Guerra Urbiola, explicó que la multa que le impuso el juzgado primero de distrito se debe a que se presentó una contestación en otro expediente y no el que señalaba la autoridad judicial.

Aclaró que sí hubo respuesta formal, al referirse a la multa de tres mil 364 pesos por desacato, al no responder los cuestionamientos del ombudsman Miguel Nava, sobre la admisión, fuera de la ley, de candidaturas a la presidencia de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro.

El pasado 3 de julio se solicitó respuesta del presidente de la Mesa Directiva con relación a seis oficios de Miguel Nava sobre diversos cuestionamientos al proceso de reposición de la elección en la defensoría.

Guerra Urbiola señaló que este es un tema procesal, pero se aclarará al juzgado que sí hubo respuesta, aunque en un expediente diferente al que tenía conocimiento el juez.

“La dirección de Asuntos Legislativos no presentó buen una contestación, contestando en otro expediente. Pensaron que habían contestado bien, por eso el juez multa para que se conteste en el expediente que sí es”, agregó el diputado priísta.

Consideró que el juez “lo tiene por no contestado”, pero se aclarará que sí hubo respuesta a los oficios que se enviaron como parte del caso de la Defensoría.