MÉXICO, DF, 28 de octubre de 2015.- El impuesto a los refrescos en un peso, podría mantenerse debido a que los grupos parlamentarios del PRI, PAN y PRD en el Senado de la República prácticamente amarraron un acuerdo.

Según lo publicado por El Financiero, aún se mantienen divergencias en el tema del destino que se le debe dar a la bolsa extra de 17 mil millones de pesos.

En negociaciones a puerta cerrada entre legisladores y funcionarios de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los senadores estarían modificando la minuta aprobada en la Cámara de Diputados, con lo que se estaría regresando el ordenamiento con cambios a San Lázaro.

Sigue la nota en El Financiero