QUERÉTARO, Qro., 6 de febrero de 2014.- María del Carmen Siurob Carbajal, directora del Parque Nacional El Cimatario, reconoció que en los últimos cinco años se ha ido reduciendo de manera considerable el número de mariposas Monarca que emigran desde Canadá hasta Michoacán, por diferentes motivos, entre ellos, la falta de algodoncillo en algunos campos de Estados Unidos, que se han cambiado a la producción de maíz transgénico, y también por cuestiones naturales como el frío.

«Se redujo muchísimo la población, pero se ha ido reduciendo poco a poco, no es nada más el causante México, o sea, sí, México las causas que se están dando para que baje la población de la mariposa Monarca es porque los hábitats se han reducido, hay tala inmoderada en los sitios de hibernación, que es en Morelia, Michoacán y también se han reducido los hábitats por donde pasa la Monarca, tenemos que garantizarle lugares donde haya asclepia, donde haya algodoncillo, que le llaman muchos y donde haya agua».

Explicó que otro de los factores ha sido la llamada «franja del maíz», en Estados Unidos, donde se han sembrado los campos con maíz transgénico y el uso de plaguicidas, insecticidas y bactericidas, se está reduciendo la cantidad de mariposas que pasan por ese sitio.

«Nosotros detectamos, tenemos un monitoreo desde el 2005, porque hemos asistido a las reuniones de la Comisión para la Cooperación Ambiental de América del Norte, que es del TLC, y a 20 años que se firmó, se ha hecho un monitoreo por parte de Estados Unidos y Canadá muy fiel, nosotros ingresamos en 2009 a hacer el monitoreo, y hemos observado que de 300 mil a 500 mil que pasaban desde el inicio, ahorita se ha reducido dramáticamente»

Puntualizó que de las 300 mil que pasaban en los años noventa, este año se pudieron contabilizar alrededor de 3 mil de acuerdo con los métodos que les fueron enseñados por integrantes de la Comisión para la Cooperación Ambiental.