El arribo de otro mexicano a Europa ya estaba casi asegurado para todos. La gran mayoría de los aficionados contemplaba a Raúl Jiménez, Alan Pulido, Marco Fabián o incluso Miguel Layún, quien en algún momento volvió a levantar el interés en la liga del Calcio Italiano; pero quien dio el golpe de autoridad fue Rafael Márquez, ahora exdefensa del León.

 

Sin duda alguna, el regreso de Rafael Márquez Álvarez al fútbol europeo a sus 35 años es una gran novedad para todos. La mayoría de sus seguidores creyó que después de haber militado para el Barcelona ya habían pasado sus mejores tiempos; afortunadamente no fue así.

 

El debut del Zamorano lo hizo con el Atlas, poco tiempo después fue el Mónaco de Francia que no le quitó los ojos de encima hasta hacerse de la carta del central mexicano.

 

Con el Mónaco, Márquez hizo vibrar su nombre por todo el viejo continente, pues con tan sólo 20 años ya era campeón de la Liga Francesa y fue nombrado como el central ideal de la Liga.

 

La historia de Rafa con el Barcelona es bien sabida por la mayoría de la afición: ganador de Ligas españolas, Champions League, Copas del Rey, Supercopa de España, jugar al lado del mejor jugador del mundo, que en esos tiempos era Ronaldinho, compartir la zaga central de los blaugranas con Carles Puyol… un sinfín de momentos que, seguro estarán en el recuerdo de sus fieles admiradores y de él, por supuesto.

 

Cuando Rafael Márquez decidió abandonar el Barcelona para fichar por el New York Red Bulls, la mayoría de los aficionados creían que el zaguero central se podía empezar a despedir de las canchas, para fortuna de muchos, y sobretodo de él mismo, no fue así. El mexicano tuvo un paso fugaz por la Liga de las Estrellas y para 2012 firmó contrato con el León de Jesús Martínez Jr.

 

En el equipo del bajío, Rafael Márquez se consolidó como el líder de la zaga; en este equipo, catapultó su vitrina de títulos al lograr el bicampeonato en 2013 y 2014 para convertirse en el primer mexicano en ganar títulos en tres países diferentes: Francia, España y México.

 

Su participación en el pasado mundial de Brasil le permitió que varios equipos del viejo continente fijaran las miradas sobre él y en algún momento se pensó que la Lazio podría ficharlo, pero fue el Hellas Verona quien ganó la partida y logró hacerse de sus servicios.

 

Mientras Raúl Jiménez, Marco Fabián y Alan Pulido siguen suspirando por arribar a las ligas extranjeras, parece que Rafa Márquez ya tiene conocimiento de cómo llegar a esas competiciones.

 

Por ello queda decirte, Rafa Márquez:

 

¡Gracias por portar con orgullo la playera de La Fiera!

 

¡Gracias por ser el líder en la defensa de León y ser factor importante para lograr un bicampeonato!

 

Y sobretodo, ¡gracias por representar tan dignamente a México en el futbol europeo!

 

@JairVilleda91 | [email protected]