Autoridades policiales realizan sobre el Libramiento Surponiente  una revisión de vehículos como parte del «Operativo Alta Fuerza». Buscan unidades con reporte de robo, armas de fuego o personas con órdenes de aprehensión.