QUERÉTARO, 28 de enero de 2015.- El diputado local Alejandro Cano Alcalá ofreció su apoyo incondicional al legislador Apolinar Casillas Gutiérrez, tras el accidente automovilístico que protagonizó anoche y aseguró que será el ministerio público el que determine si el diputado panista conducía o no en estado de ebriedad.

El también presidente del Comité Directivo Municipal del Partido Acción Nacional (PAN) lamentó el accidente, pero subrayó que ese no se vincula con la capacidad de Apolinar Casillas en el tema legislativo, ya que es de los diputados que generan más aportes en esta área.

Aseguró que Casillas Gutiérrez es un gran apoyo para el Grupo Legislativo del PAN, incluso “cuenta con las cartas credenciales para poder representar a los queretanos en la cámara de diputados a nivel federal”.

“Sí es lamentable que el diputado nuevamente haya tenido un percance automovilístico, lo que sí quiero aclarar es que en ningún momento se ha determinado que el diputado viniera en estado inconveniente, bajo el influjo del alcohol y retirar que es lamentable, a todos nos puede pasar sufrir accidentes de tránsito”, resaltó.

Agregó que Apolinar Casillas “tiene mi apoyo incondicional y hasta que no se determine por parte del ministerio público que fue esta la causa por supuesto, que tiene mi apoyo y como servidor público y como legislador tiene también todo mi reconocimiento”.

Insistió que platicará con el diputado y se mantendrá al pendiente de lo que el ministerio público determine si hubo responsabilidad de Apolinar Casillas, ya que “no habrá justificación” si manejar en estado de ebriedad fue la causa del accidente.

“El partido contempla que todos los militantes se conduzcan con rectitud”, aseguró el líder municipal del Pan, al asegurar que en caso de que se compruebe que el diputado manejaba en estado de ebriedad “tomaríamos las previsiones para hacer un llamamiento de atención”.

Casillas Gutiérrez protagonizó un accidente automovilístico anoche en avenida de La Luz, cuando se impactó contra una unidad de transporte público, al parecer por manejar en presunto estado de ebriedad.