«Reforzar el marco normativo con respecto a la protección de testigos debería ser valorado en la lucha no sólo contra la corrupción también contra el crimen organizado»

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de febrero de 2016.- El representante regional Contra la Droga y el Delito de la ONU, Antonio Mazzitelli, recomendó a los legisladores mexicanos reforzar en el marco legal y replantear la figura de testigos o colaboradores protegidos para abatir el problema de la corrupción.

De acuerdo con el funcionario internacional, reforzar el marco normativo con respecto a la protección de testigos y los colaboradores de justicia, whistle-blower, soplones y sapos debería ser valorado mucho en la lucha no sólo contra la corrupción también contra el crimen organizado.

“Hoy en día los colaboradores de justicia son fundamentales para llevar a cabo investigaciones que sean concluyentes en materia de lucha a la corrupción, del crimen organizado”, expresó al participar en el primer Foro Nacional Anticorrupción en el Senado de la República.

La nota en Quadratín México