«En el futuro inmediato habrá una gran necesidad de maestros que cumplan con la idoneidad requerida en los marcos legales y académicos», expresó el Director General, Francisco Javier Lara.

 

QUERÉTARO, Qro., 10 de julio del 2015.- La reforma educativa ha trastocado el magisterio y ha movilizado nuevos esquemas de participación, sostuvo el Director General de la Escuela Normal, Francisco Javier Lara Pelayo, en el marco de la Ceremonia de Graduación de 520 alumnos pertenecientes a la generación 2011-2015.

«Sin embargo, están a días para aplicar el examen al concurso de oposición para obtener una plaza y, posteriormente, la lucha académica por la permanencia en el servicio profesional docente; lo anterior, requiere disciplina, esfuerzo, constancia en el estudio y conocimiento de los nuevos paradigmas sobre los que la educación nacional e internacional habrá de moverse en los próximos años», añadió.

Durante el evento agregó que en el futuro inmediato existirá una gran necesidad de maestras y maestros que cumplan con la idoneidad requerida en los marcos legales y académicos de la profesión. Asimismo, reconoció que las nuevas disposiciones para los docentes habrán de convertirse en retos cada vez más difíciles.

«Hasta hoy han sabido sortear esas dificultades en la etapa de formación inicial», añadió.

Javier Lara Pelayo confío en que los egresados llevarán ya una marca indeleble de los principios que les ayudarán a demostrar a las autoridades y a la sociedad que son y serán siempre profesionales de la educación.

De igual forma, se dirigió a los 350 estudiantes de nuevo ingreso que estaban presentes. Les explicó que la formación que reciben los jóvenes en la Centenaria y Benemérita Escuela Normal del Estado de Querétaro ‘Andrés Balvanera’ nace de una pedagogía de la esperanza, donde se busca cultivar espíritus, con una necesidad de transformación de sus vidas y entorno.

«Esa ha sido nuestra labor, es por ello que los jóvenes normalistas llevan en sus manos aducción, valores, trabajo sistemático y esperanza, la esperanza que nos hará actuar en cambios inmediatos en las aulas de clase en su labor docente y su vida profesional», finalizó.