Pese a que Tómate la Vida En Serio es un programa de contención, es necesario abordar el tema del consumo responsable de bebidas alcohólicas de una forma cultural, puntualizó Aitor Juaristi, director del Instituto Municipal para Prevenir Adicciones y Conductas de Riesgo.

QUERÉTARO, Qro., 25 de mayo de 2016.- El Instituto Municipal para Prevenir Adicciones y Conductas de Riesgo realizará una propuesta que integre la opción de conmutar las multas del programa Tómate la Vida En Serio con trabajo social o por asistir a pláticas de tratamiento de adicciones, informó Aitor Juaristi, director de dicha dependencia.

El funcionario señaló que pese a que el programa Tómate la Vida En Serio es un buen programa de contención, es necesario abordar el tema del consumo responsable de bebidas alcohólicas de una forma cultural.

«Me parece una medida muy buena de contención de riesgo, pero también la tendríamos que enriquecer con la cultura de la prevención, no tendría por qué haber un torito si hay un amigo que te pueda cuidar o hay un consumidor responsable» dijo el director.

 

Según Juaristi, se puede considerar que una persona tiene problemas con el consumo del alcohol cuando ingiere más de 5 copas de vino o licor a la semana y señaló que el reto está en fomentar el consumo responsable, no erradicarlo por completo.

 

Estas propuesta será integrada y presentada el vienes al equipo jurídico del municipio para que sean revisadas las especificaciones que pueda incluir.

 

Aunado a esta propuesta, el director dijo que se realizará un programa para prevenir las adicciones que incluye el acercamiento con las comunidades educativas y con el personal de diferentes bares y discotecas.

 

El objetivo es que cada actor que se involucra en la práctica del consumo del alcohol sepa reconocer desde su papel como fomentar la ingesta de bebidas etílicas de manera responsable.

 

Por ejemplo, se darán tips a los padres de familia para que establezcan hora de llegada a sus hijos, o se buscará que los meseros de los bares no promuevan promociones que exigen beber grandes cantidades de alcohol en poco tiempo.