La presión de las protestas, sobre todo de empleados públicos, que ya el día anterior tomaron la Plaza de Mayo, hizo que el equipo de seguridad aconsejara que el presidente no estuviera en esa zona mucho tiempo.

BUENOS AIRES, Arg., 25 de mayo de 2016.- La Plaza de Mayo, corazón de todas las celebraciones en Argentina, amaneció completamente vallada y vacía para impedir que las protestas de un grupo de cooperativistas que habían organizado una pequeña acampada al borde de la plaza llegaran hasta el Presidente.

Según lo publicado en El País, lejos de celebrar un 25 de mayo, día en el que Argentina dio en 1810 su primer paso hacia la independencia de España, con fervor popular, el presidente Mauricio Macri lo hace rodeado de seguridad.

La presión de las protestas, sobre todo de empleados públicos, que ya el día anterior tomaron la Plaza de Mayo, hizo que el equipo de seguridad aconsejara que el presidente no estuviera en esa zona mucho tiempo.

Lee más en El País