Luego que el municipio de El Marqués denunció que la lejanía de los fraccionamientos y problemas para dotarlos de servicios provocan el abandono de las viviendas

QUERÉTARO, Qro. 4 de enero de 2016.- La Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Telecomunicaciones de la Legislatura local trabaja con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP) en el desarrollo de los planes metropolitanos 1 y 2, con el fin de poner un tope a los cambios de uso de suelo en zonas alejadas a las áreas urbanas, para evitar el abandono de viviendas.

Luego que el municipio de El Marqués denunció que la lejanía de los fraccionamientos y problemas para dotarlos de servicios provocan el abandono de las viviendas, el presidente de la Comisión, diputado Luis Gerardo Ángeles, puntualizó que una de las soluciones es no autorizar cambios de uso de suelo alejados de la mancha urbana.

En un análisis con la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP) del estado se determinó que en los planes metropolitanos se tendrán que establecer candados para los cambios de uso de suelo, porque de hoy se autorizan fraccionamientos a 20 kilómetros de la mancha urbana y eso dificulta llevarles servicios.

El plan metropolitano 1 incluirá a los municipios de Querétaro, El Marqués y Corregidora, mientras que el plan metropolitano 2 incluirá a Tequisquiapan y San Juan del Río, con el fin de promover un orden en el crecimiento y desarrollo habitacional.

“La intención es lo mismo: que no se autorice ningún uso de suelo y ningún desarrollo urbano nuevo, de cualquier tipo, que esté en las afueras o muy lejano de la mancha urbana, sino al contrario, se empiece desde adentro hacia afuera”, insistió.

Esto obligará a todos los fraccionamientos a estar pegados a la mancha urbana y evitar que se ubiquen a 45 minutos de los centros de trabajo, por lo que se tendrán que localizar los puntos de crecimiento en cada zona metropolitana.