XALAPA, Ver. 25 de enero de 2015.- El presidente de la Comisión de Proceso Internos del Partido Revolucionario Institucional, Carlos Brito Gómez, expulsó a un niño vendedor de chicles de la sede estatal priísta ubicada en el municipio veracruzano de Xalapa, donde este fin de semana se llevó a cabo el registro de precandidatos que aspiran a un curul en el Congreso.

Según reporta La Jornada el político de 82 años no toleró que el infante ingresar al salón Jeús Reyes Heroles de la sede estatal del PRI para emprender su vendimia y acto seguido, ordenó echarlo fuera de las instalaciones, tal y como consta en una serie fotográfica rescatada por aquel medio.

En las imágenes, puede apreciarse como el menor sube al estrado y camina frente a los integrantes de la comisión, ofreciendo caramelos en un frasco transparente, ante lo que el también ex subsecretario de gobierno le lanza “una mirada fría”, acompañada “con un ademán que señala la salida del recinto. El niño se retiró sin vender un solo dulce”, publica La Jornada.

Leer más en La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2015/01/24/estados/026n3est