PUEBLA, Pue., 28 de febrero de 2015.- Desplumados salieron los Gallos Blancos del estadio de la BUAP, al ser goleados 4-1 por Puebla, en duelo válido para la jornada 8 del Clausura 2015 de la Liga MX.

Flavio Santos abrió el marcador al 19′, Matías Alustiza marcó dos al 33′ y 45′, y John Pajoy hizo el cuarto al 55′; Emanuel Villa hizo el de la honra al 51′.

Querétaro se quedó con cinco puntos y la próxima semana recibirá a Chivas.

Puebla no se guardó nada y de inmediato mostró sus intenciones, salvándose Gallos Blancos del primero al minuto 2, cuando Tiago Volpi se estiró a tope para desviar un tiro libre de los locales.

Luego de unos minutos de asedio, parecía que la visita emparejaba el trámite del juego, pero el primero de Puebla cayó al 19′. En un tiro de esquina, Mauricio Romero picó un cabezazo que fue desviado por Volpi y contrarrematado por Flavio Santos para enviarla al fondo.

El segundo cayó al 33′, William rechazó deficientemente un centro con la cabeza, dejando la pelota en la media luna, desde donde Matías Alustiza le pegó con potencia para poner la pelota pegada al poste derecho de Volpi.

El árbitro añadió tres minutos, en parte por la lesión de Romero tras el primer gol, lo que fue bien aprovechado por los camoteros, que antes del descanso lograron el 3-0, otra vez por conducto del ‘Chavo’, quien de nuevo desde fuera del área, pero ahora con colocación al otro palo, puso la de gajos fuera del alcance del portero bresileño.

Parecía que Gallos Blancos podía reaccionar, pues al 51′ acortó distancia con un gol de Emanuel Villa, que ante la salida de Rodolfo Cota, punteó un pase de William para poner el 3-1 en la pizarra.

Puebla, sin embargo, no acuso recibo anímico del gol, al contrario, cuatro minutos después, luego de una jugada de varios rechaces y recentros, Pajoy dio un frentazo que volvió a desatar el festejo de la localía en el estadio de la BUAP.

La paciencia de Víctor Manuel Vucetich terminó con el cuarto gol y rebasados los 60 minutos, sacó de la cancha a los jugadores más caros del plantel, Ronaldinho y Patricio Rubio, para dar ingreso a Édgar Pacheco y Ángel Sepúlveda.

Las modificaciones no sirvieron como revulsivo y La Franja esta vez sí tuvo éxito para enfriar el partido, mismo que transcurrió hasta su desenlace sin mayores sobresaltos.