QUERÉTARO, Qro., 14 de diciembre de 2014.- Más de tres mil animales perdieron la vida este año en la Unidad de Control Animal de Querétaro al no lograr encontrar un hogar que los adoptara, denunció la fundadora de la Asociación Mizontli e integrante del grupo Querétaro por la Abolición de la Tauromaquia, Alicia Lobato.

A unos días de que se incremente la venta de mascotas con motivo de la navidad, fin de año y día de reyes, al activista alertó a la población sobre las consecuencias de comprar y regalar animales, sin un compromiso real de cuidado y sin investigar sobre la adopción en los refugios.

Aseguró que en estos días aumenta en cien por ciento la venta de animales, sobre todo el comercio ilegal en las plazas públicas y los mercados, pero en febrero y marzo existe un incremento de animales abandonados o en situación de calle, que deben rescatarse en los refugios.

Entre los animales más solicitados se encuentran los perros, los conejos, varios tipos de roedores y recientemente los puerquitos vietnamitas, pero en todos los casos hay un problema de cuidado una vez que crecen.

“El problema de esos animales es que en cuanto crezcan, pasando los tres meses, cuando dejan de ser cachorros bonitos, empiezan a ser lo que hace cualquier animal que necesita que lo eduquen, la gente los empieza a dejar en la calle y aumentar los rescates que hacen los rescatistas”, denunció.

Pidió a la gente que antes de comprar un perro, estudien lo que tienen que hacer para tener un animal en su casa, que se acerquen a los albergues y a las unidades de control animal, porque en lo que va de este año se sacrificaron más de tres mil animales en la unidad de control animal de Querétaro.

“Porque la gente los abandona o son los que rescatan o levantan en la calle, hay muchísimos animales que se podrían adoptar y no gastarían dinero. Si después de meditarlo muy bien lo consideran bueno para su familia, que se acerquen a estos lugares y le salven la vida a un animal”, recomendó.