QUERÉTARO, Qro., 25 de octubre de 2015.- El vocero de la Diócesis de Querétaro, Saúl Ragoitia, exhortó a los funcionarios públicos y gobernantes de la entidad a trabajar por la ciudadanía y vivir una vocación política que privilegie la vida social del estado y las obras públicas, ya que a nivel nacional el enriquecimiento de los políticos ha hecho que se pierda la confianza en este sector de la población.

“Lo que debe caracterizar es el servicio a la comunidad, la vocación política es  servir a Querétaro y no servirse de Querétaro, por lo cual nuestro llamado es  vivir su vocación  política la cien por ciento e invitamos a todos los laicos a que su participación se active, que haya más participación”, destacó.

De acuerdo al vocero de la Diócesis actualmente la sociedad ha despertado del “letargo” político en el que se encontraba, por lo que han buscado nuevas formas de organización para incidir en la vida pública del estado, así como evitar que los gobernantes busquen exclusivamente sus intereses.

“Es algo que se tienen que erradicar,  tenemos que generar oportunidad para todos, y a los políticos a retomar su vocación política ante todos los escenarios, con convicción de servicio,  y esperemos  que no se contemple el oficio político como negocio, sino en una vocación, en donde se genere un cambio”.

Para el vocero de la Diócesis, actualmente el estado requiere de trabajo inmediato en temas como seguridad, economía, madurez cívica  y política, ya que actualmente se han generado diversas problemáticas de índole social que quedaron rezagadas y se deben atender de inmediato, o de lo contrario se podría generar un conflicto en Querétaro.