MÉXICO, DF, 13 de julio de 2015.- El secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong, afirmó que la segunda fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, se realizó con complicidad de empleados en el penal de máxima seguridad del Altiplano I, y se ofrecerán hasta 60 millones de pesos por su recaptura.

En conferencia de prensa, el titular de la Segob explicó que a Joaquín Guzmán Loera se le había colocado un brazalete para su localización dentro del penal y circuito cerrado en su celda, sin embargo, por razones de derechos humanos, por respeto a la privacidad, la vigilancia en torno al líder del Cártel de Sinaloa, tenía dos puntos ciegos, dijo.

Afirmó que acordaron con la Interpol lanzar la alerta roja para la búsqueda del capo mexicano en 100 países y el reforzamiento con los gobiernos de Belice y Guatemala de sus fronteras para monitorear un eventual ingreso de Guzmán Loera.

Desde el momento de la fuga de Guzmán Loera el Gobierno de la República emplea todas sus instituciones y recursos para reaprenderlo, enfatizó Osorio Chong.

En su intervención, la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez, detalló que 34 personas que laboran en penal han rendido su declaración, así como 17 internos cercanos a la celda del Chapo, proporcionaron su testimonio.

“Por tratarse de una persona que ha evadido la justicia en dos ocasiones y por el peligro que representa para la sociedad, se emite el anunció de recompensa de hasta 60 millones de pesos por su recaptura”, expresó la funcionaria.