NUEVO HAMPSHIRE, EU, 4 de marzo de 2015.- “Su nombre es Hulk. Y bueno, ¡Mírenlo! ¿De que otra forma podrían llamarlo” ironiza el Daily Mail al presentarnos al pit bull más grande del mundo, un verdadero coloso de 80 kilogramos, un metro de altura y… apenas 17 meses de edad.
Según el tabloide americano, este mastodonte canino pertenece Marlon y Lisa Grennan, una pareja de orgullosos criadores en el estado de Nuevo Hampshire, quienes garantizan que Hulk y los otros 11 perros del refugio Dark Dinasty K9 “son extremadamente dóciles, tienen un comportamiento equilibrado y son ideales para las familias”.
“Esta raza se hizo de muy mala fama cuando empezó a utilizarse en peleas ilegales y, actualmente, algunos países incluso prohíben la propiedad de un pit bull”, precisa Marlon mientras su esposa y su hijo de 3 años, Jordan, acicalan al perro en la sala de estar. “Muchas veces se queda a cargo y cuida a nuestro pequeño. Lejos de temerle, juega con su mascota y hasta se le trepa. No creo que sea irresponsable que la gente tenga pit bulls y niños: son perros tan leales como cualquier otro, pero todo depende de como los eduques y de la paciencia que les tengas”.
En ese sentido, el dueño de Hulk reconoce que, debido al tamaño de su mascota, “bien podría matar a alguien si se encuentra en la situación equivocada y en el momento equivocado”, ya que después de todo, el perro es tres veces más grande que cualquier pit bull normal (40 cm. de altura y 20 kg. de peso).
Para evitar precisamente un altercado de esta índole, fue que los Grennan crearon hace exactamente 4 años el refugio de animales Dark Dynasty K9, un complejo de 60 hectáreas donde la pareja se especializa en la crianza de perros guardianes de razas como mastín inglés, bull terrier, fila brasileño, dogo argentino, rottweiler, boxer, etc. (considerada las variedades caninas más temibles del mundo).
Y bueno, aquí viene la pregunta del millón ¿Cómo lograron los criadores del Dark Dinastu K9 que Hulk se convirtiera en un titán? “De la misma forma en cómo se entrena en el gimnasio”, afirma Marlon, al exponer que su mascota tiene una dieta rica en proteína, cimentada en suplementos y 1.8 kilos de carne molida al día.
Asimismo y entrevista con The Mirror, Marlon indica que Hulk es apenas un cachorro, por lo que seguirá creciendo, y aunque algunos de los clientes se han puesto en contacto con el refugio para adquirir al can de 80 kilos “no pretendemos venderlo”.
“Es cierto que hay personas en África, donde es prácticamente forzoso tener un perro guardián, quieren a nuestro amigote. Pero no hay manera de se vaya de casa. Es El Perro”, advierte Marlon, quien se habría estado dedicando al boxeo hasta poco antes del nacimiento de Hulk, momento en que sufrió una lesión y desde entonces se dedicó al cuidado de “la adorable bestia”.
Aquí Hulk, sacudiendo a las redes con su encanto:
Leer más en The Daily Mail y The Mirror