QUERÉTARO, Qro., 20 de febrero de 2015.- Pese al mal momento que esta atravesando el Club Gallos Blancos por la falta de resultados en el torneo, impera la tranquilidad, aseguró el estratega queretano Ignacio Ambriz, quien dijo que hoy por hoy duerme tranquilo y confiado del equipo que ha formado y del trabajo que ha realizado para enfrentar a Monterrey.

Afirmó que su tranquilidad se debe al trabajo que se ha venido realizando en la semana por lo que esperan poder sacar el triunfo ante los regios este sábado.

«Estoy bien, estoy muy tranquilo, sé que la caldera está muy caliente pero al final es futbol y es un partido que me juego mucho y estoy contento porque el equipo ha jugado muy bien en la semana; me siento tranquilo en eso… Los resultados no se han dado, estamos muy por debajo de los puntos que nos habíamos propuesto y una derrota significaría mucho y el equipo está preparado para ganar y hacer un buen partido”.

Hasta el momento, dio a conocer que no ha sido notificado sobre su salida, sin embargo, sería comprensible debido a la falta de resultados de la escuadra.

“Cuando las cosas se ven muy turbias y hay mucho desastre, es cuando más calma he tenido, cuando me vuelvo más sereno y duermo tranquilo. Se que los resultados no se han dado y confió mucho en el trabajo y en el equipo que he armado y tenemos mucha calidad”, reiteró.

Habló, además, sobre Javier Aguirre, por quien sigue metiendo las manos al fuego, y aseguró que tuvo la oportunidad de convivir con él y su familia:

«El día 10 de febrero comí con el hablamos de todo de su vida y de mi vida, no tocamos ese tema, pero lo veo muy tranquilo y lo veo en paz, así como es, y sigo metiendo las manos al fuego porque lo conozco mucho, lo conozco más como persona que como entrenador”.

Asimismo, puso en duda la participación de Ronaldinho para el encuentro ante Monterrey debido a que no se ha recuperado de una infección del estómago.