La señora Castillo ingreso a su hijo de 44 años al área de urgencias del Hospital General por un fuerte dolor de cabeza. No sabía que esa sería la última vez en que vería a Samuel.

QUERÉTARO, Qro., 21 de abril de 2016.- El pasado 16 de abril, la señora Castillo ingresó a su hijo, Samuel Castillo Aguilar, de 44 años de edad, al área de urgencias del Hospital General de Querétaro debido a que tenía un fuerte dolor de cabeza y llevaba tres días sin comer. No sabía que esa sería la última vez en que vería a Samuel, pues personal del nosocomio no supo darle razón de su paradero, ni siquiera de su ingreso.

La señora relató a Quadratín Querétaro que su hijo fue recibido en el área de urgencias por los doctores del turno y tras su revisión todo aparentaba estar en orden. Le informaron que le realizarían una tomografía para descartar cualquier situación en la cabeza, por ello esperó afuera de urgencias para que atendieran a su hijo.

Hasta ahí todo era normal. Pero al ver pasar las horas y sin que nadie la llamara para dar detalles de Samuel, la mujer optó por pedir información. A las 7:00 horas ya del domingo, personal del Hospital General le dijo que no había ingresado nadie con el nombre que ella refería, le pidieron que esperara hasta el siguiente turno, a las 12 del mediodía, y posteriormente le pidieron esperar al de la noche, sin obtenner información, al menos del paradero de su hijo dentro del nosocomio. 

«Hasta la fecha de hoy miércoles, mi hijo no parece por ningún lado. Él no trae ninguna identificación, no trae dinero, no se si ha comido algo, porque él habla pero no se le entiende nada, puse una demanda en el ministerio público. Ayer estuve todo el día en el hospital, ya llegaron unas personas y como ya llegaron ellos, van a realizar la investigación, me dijeron que yo ya me fuera para mi casa, porque a mi ya no me iban hacer ningún caso, creo que nadie me hizo caso», señaló con preocupación.

Personal del Hospital le aseguró que su hijo pudo haber salido por su propio pie por una de las puertas ubicada en Paseo de Virreyes.

La señora asegura que es imposible que pudiera salir por esa puerta, ya que se encontraba cerrada y  nunca recibió alguna hoja, nombre o atención por el personal de esta institución.

«Absolutamente nada señor, en el ingreso el mismo doctor nos lleva al servicio de urgencias para querer sacar alguna tomografía. Me dijo: ‘aquí se queda con su paciente hasta que le saquen alguna tomografía’. Eran las doce de la noche y no le hacían ningún caso, no le pusieron ni una gota de suero, no le dieron una pastilla, no le hicieron absolutamente nada, hasta las siete de la mañana que yo pregunte por él, ya no apareció por ningún lado», señaló.

Por ahora, se levantó una denuncia por ‘No Localización o Extravío’, que quedó asentada en la averiguación previa IIIA/750/2016.

Se busca al señor Samuel Castillo Aguilar, de tez Morena, estatura de 1.72 metros, bigote y cabello quebrado. Cualquier información sobre su paradero informarla al 066 o Locatel (442) 2143-311.

 

Aquí el video: