Fantasma niño jala los pies a Moreno Valle.

 

Averiguar quien y como, mató al menor José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo, medio mató a un policía y causó graves lesiones a nueve “protestantes” de Chalchihuapan, Puebla, también es obligación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

 

Desde la reforma constitucional de 2011 en materia de derechos humanos, la CNDH tiene “dientes” afilados para promover, si resultara necesario, juicios penales, y juicios políticos, en caso de comprobarse responsabilidad de autoridades con fuero, por violaciones graves a los derechos humanos.

 

Por eso, la pesadilla de Chachihuapan no deja dormir al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle. Siente que el fantasma del niño muerto le jala los pies.

 

La actuación de la CNDH ha dado otra dimensión al asunto… y podría haber consecuencias mayúsculas para los encargados de la seguridad pública y la procuración de justicia en el estado.

 

Se trata de descubrir las causas del fallido operativo policiaco que termino con la muerte del niño de 13 años, y las lesiones graves a otros nueve manifestantes y un par de granaderos. En la trifulca de hace casi un mes, hubo más lesionados, pero graves, graves, estos que recuento con base en datos de la Procuraduría poblana y la propia CNDH.

 

La indagatoria comandada por el Primer Visitador, Luis García López Guerrero se encamina a fincar responsabilidades sobre la actuación de aquellos funcionarios que por negligencia, omisión o incapacidad, permitieron que la vida, la integridad física y la seguridad de manifestantes, policías y terceros se vieran vulneradas.

 

Se averigua si los gendarmes, además de lanzar gases lacrimógenos dispararon proyectiles disuasivos al cuerpo de los rijosos, provocándole a uno la pérdida de un ojo, a otro, la rotura del maxilar y a uno más el casi desprendimiento de un dedo. También se investiga el lanzamiento de cohetones y la violencia popular contra los granaderos… y la presencia de agitadores profesionales infiltrados. como afirma el procurador poblano.

 

El Secretario de Seguridad, Facundo Rosas, el Procurador, Víctor Carrancá Bourget, y hasta el Gobernador, Moreno Valle, serán alcanzados por la indagatoria, sin importar el proceso de control de daños que llegó al extremo de promover la derogación de la llamada Ley Bala, lo cual está en curso dentro del Congreso para echarla a la basura, para distraer la atención de los errores en su aplicación… y salvar el pellejo de sus promotores.

 

Nadie quiere cargar el muerto. Menos el gobernador Moreno Valle.

 

La ley no es el problema. Más allá de polémicas, su elaboración contó con el aval de expertos, y se ajusta a los protocolos internacionales en materia de seguridad y derechos humanos. La propia CNDH le dio el visto bueno. Quienes la redactaron tuvieron el cuidado de blindarla.

 

Pero una cosa es lo que diga la norma y otra, lo que imponga la realidad. Tener leyes suizas no nos convierte en Suiza. Una buena idea puede irse a la basura por una pésima ejecución, como en el poblano.

 

Desde un inicio, la Ley Bala, bautizada así en las redes sociales, enfrentó cuestionamientos respecto a la capacidad de elejución por de las corporaciones policiacas poblanas. Los granaderos, como se demostró el 9 de julio, no están capacitados para aplicarla.

 

No se puede poner como pretexto la ignorancia o la falta de protocolos.

 

Autoridades federales han demostrado su capacidad para disolver manifestaciones sin necesidad de pisotear a quien se ponga enfrente, basta recordar el desalojo del plantón de la CNTE en el Zócalo del DF, o de los maestros guerrerenses en la Autopista del Sol, en abril del año pasado.

 

Las autoridades de Puebla deberían llamar a Manuel Mondragón, quien está sin chamba, o al Comandante Espartaco, José Luis Solís López, para solicitarles impartir un curso intensivo de capacitación policiaca en el tema de privilegiar el uso de la razón y el diálogo, antes de la violencia.

 

PREGUNTÓN: ¿Qué está haciendo el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para garantizar la neutralidad en el uso y libre acceso de usuarios en la red, y en la prestación de servicios de internet? Preguntar viene a cuento porque, desde hace días, ha habido fallas continuas al intentar accesos a páginas, textos, fotos y videos en la red. Despierta sospechosísmo; ¿ya estamos en manos del Big Brother?

 

@JoseCardenas1 | [email protected] | josecardenas.com.mx