QUERÉTARO, Qro., 11 marzo 2015.- Dos sujetos, ambos oriundos del Distrito Federal, ingresaron a una vivienda del fraccionamiento Álamos Primera Sección y se apoderaron de todo el contenido de la caja fuerte, luego huyeron sin ser vistos y horas más tarde fueron capturados al ser reportados por un ciudadano porque portaban armas de fuego.

De acuerdo con fuentes policiales, el monto de lo que se llevaron oscila en los 3 millones de pesos.

Plagada de joyas diversas, onzas de oro y también de plata, relojes marca Rolex y dinero en efectivo; la caja fuerte de una vivienda fue vaciada mientras sus moradores se encontraban fuera de la misma.

Cuando reportaron el hecho, desconocían quiénes y cómo fue que lograron ingresar a su domicilio, pero dieron aviso a la Policía y describieron todo lo que habían perdido en el hurto.

Pero, en una acción que parecía ajena a ese hecho, un hombre acudió a comprar artículos a un Oxxo ubicado en la calle Paseo Constitución, cerca del Fraccionamiento El Parque, ahí observó que en el estacionamiento de la tienda habían dos sujetos a bordo de un Jetta negro y en determinado momento uno de ellos permitió que se le percibiera portando un arma de fuego.

Sin decir nada, ni verse sorprendido, el hombre caminó un par de calles justo a donde está un módulo de la Policía Municipal, ahí les contó lo ocurrido y los uniformados procedieron a verificar la situación.

Cuando los elementos se acercaban al Oxxo, de inmediato percibieron que los sujetos a bordo del automóvil encendían la unidad y se alejaban cuanto antes por calles aledañas, por lo que comenzó una persecución.

Durante la movilización, uno de los delincuentes disparó en contra de los agentes municipales sin acertar en su objetivo.

De pronto, una de las patrullas se le cerró a su pasó y el Jetta acabó por colisionar contra la unidad oficial, con lo que los sujetos fueron detenidos.

Al revisar el automotor, se encontraron diversas monedas aparentemente de oro y plata y las mismas coincidían con el robo reportado horas antes, por lo que procedieron a dar aviso al ofendido y se trasladaron para que reconociera si eran o no de su propiedad, lo cual confirmó de inmediato.

Pese a ello, los oficiales no lograron ubicar gran parte del botín, por lo que se investiga si hay más involucrados o qué fue lo que hicieron con el mismo.