La Conagua continúa haciendo recorridos en los 26 almacenamientos en época de lluvias.

QUERÉTARO, Qro., 14 de julio de 2015.- La Dirección Local Querétaro de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realiza de forma permanente monitoreo, recorridos e inspecciones en 26 almacenamientos, 15 en la región hidrológica Lerma-Santiago y 11 en la región Pánuco, a fin de contar con un diagnóstico actualizado que permita la toma de decisiones en los diferentes foros que se tienen con la Unidad de Protección Civil del Estado de Querétaro, para actuar oportunamente ante los posible efectos de un fenómeno hidrometeorológico durante la Temporada de Lluvias y Ciclones 2015.

A la fecha, 13 almacenamientos cuentan con la definición de política de operación, para que el nivel de embalse se establezca y lleguen a un nivel que permita regular los escurrimientos que se pudieran presentar con alguna precipitación, de estos cuerpos de agua, nueve se encuentran al 100 por ciento de su capacidad, sin que representen un riegos para la población.

Además, la Dirección Local, atendiendo el Protocolo de Atención de Emergencias, en donde se establecen las principales actividades a realizar por las diferentes áreas de la Conagua ante una incidencia por inundación, coadyuva con las autoridades del Sistema de Protección Civil del Estado y municipales, con el objetivo de garantizar una atención y gestión de riesgos en materia hídrica y, al mismo tiempo, emitir recomendaciones para garantizar la seguridad de quienes viven cerca de ríos, arroyos o cauces.

Durante la presente temporada de lluvias y ciclones tropicales, trabaja en la elaboración de los planes de inundación de la ciudad de Tequisquiapan, la zona conurbada de Querétaro, la comunidad del Lobo en Landa de Matamoros y San Juan del Río.

Asimismo, participa en el Comité de Atención a la Problemática Pluvial, en las que participan los tres órdenes de gobierno de forma colegiada, incluyendo a Protección Civil Estatal y Municipal, a fin de salvaguardar a la población, sus bienes y su entorno ante los efectos de un posible fenómeno hidrometeorológico.