JOHANNESBURGO, Sudáfrica, 8 de junio de 2015.- Siguen surgiendo testimonios que revelan los pormenores del escándalo de corrupción que sacude a la FIFA, pues investigaciones del FBI dejaron trascender que las negociaciones por el supuesto pago irregular de 10 millones de dólares al entonces presidente de la Confederación Centroamericana y del Caribe (Concacaf) Jack Warner, para la adjudicación de la Copa del Mundo 2010, según el diario sudafricano Sunday Times.

Incapaz de justificar la salida de tal cantidad de dinero de las arcas públicas -siempre de acuerdo con las pesquisas de la Fiscalía norteamericana, Sudáfrica propuso desviar parte del presupuesto otorgado por la FIFA para la organización del certamen a las cuentas de la Concacaf, controladas por Warner, como parte de un programa del legado del primer Mundial en África.

En la misma línea de investigación, el Sunday Times sudafricano difundió una comunicación, del 7 de diciembre de 2007, dirigida por el hoy secretario general de la FIFA, Jerome Valcke y mano derecha de Blatter, al entonces vicepresidente de Finanzas de Sudáfrica, Jabu Moloketi.

En ella, el dirigente deportivo hace referencia a una misiva anterior y pregunta “cuándo se realizará la transferencia”. Y enseguida aclara: “Esto se basa en las conversaciones entre la FIFA y el Gobierno sudafricano y entre nuestro presidente (Blatter) y el presidente Mbeki”, escribió Jerome Valcke.

La nota completa en Quadratín México