QUERÉTARO, Qro., 11 de julio 2015.- Eduardo Vega Jiménez de aproximadamente 30 años de edad, en completo estado de ebriedad intentó «quitarse» la vida al arrojarse en el Río Querétaro.
El hombre no dejaba que lo rescataran los Bomberos, cuando amenazaba con quedarse dentro del afluente que además no estaba profundo pero en su estado podría implicar un riesgo al quedarse dormido, narraron fuentes policiales a Quadratin.
Los hechos ocurrieron en avenida Universidad con Ezequiel Montes, en el centro de la ciudad.
Derivado de ello se registró un fuerte el movimiento por parte de bomberos, Proteccion Civil y oficiales de la Policia Municipal, debido a que por la condición etílica en la que se encontraba se encontraba agresivo porque gritaba que se quería morir.
Finalmente fue sacado del lugar tras varias maniobras y fue llevado detenido por la Policía Estatal al Juzgado Cívico.