Colesterol alto y malos hábitos de alimentación contribuyen al infarto. Hombres, más propensos a sufrir cardiopatía isquémica

QUERÉTARO, Qro., 21 de abril de 2016.- Hasta un 10 por ciento de las personas entre los 30 y 45 años de edad, son más susceptibles a padecer una cardiopatía isquémica, que es un padecimiento ocasionado por la arteriosclerosis ―afección en la cual una placa compuesta por grasa, colesterol y calcio se acumula dentro de las arterias― que puede provocar un infarto, el riesgo de padecerla aumenta en pacientes con diabetes e hipertensión.

Esta enfermedad engloba una serie de factores de riesgo como: niveles altos de colesterol, presión alta o diabetes, así como el sedentarismo, malos hábitos alimenticios, tabaquismo, estrés y falta de ejercicio.

“La cardiopatía isquémica engloba a la angina de pecho, todos los síndromes coronarios agudos, dolores de pecho que deben atenderse de inmediato para prevenir ataques al corazón”, aseguró el doctor Pablo Jaime Arias Fajardo, cardiólogo clínico del Hospital General Regional (HGR) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro.

Los síntomas son dolor en el pecho agudo, sudoración, falta de aire, fatiga, cansancio; ante estas señales se puede hacer un electrocardiograma de inmediato, toma de signos vitales, presión arterial, para establecer el tamaño del infarto y su localización, además de saber cuál es la arteria que está obstruyendo el flujo sanguíneo.