QUERÉTARO, Qro., 26 de mayo de 2016.-Feligreses católicos de Tixtla, Guerrero, se reunieron afuera de la iglesia del Barrio de El Santuario de la Natividad para exigir la destitución del sacerdote Sotero Sánchez Tizapa, a quien acusan de amenazas de muerte, aumentar el costo de las homilías y acudir en estado de ebriedad a las actividades religiosas informa Sin Embargo.

Sotero Sánchez aumentó el costo de las homilías y encomendó a laicos sin autoridad eclesiástica a oficiarlas, además de que acude en estado de ebriedad a los servicios religiosos.

Asimismo, denunció que el sacerdote amenazó de muerte al sacristán, Jesús Navarrete Ranchito, que consta en una denuncia ante el Ministerio Público del fuero común de Tixtla, ya que fue encerrado en la sacristía y amenazado con una pistola, la cual el cura disparó al aire en una ocasión.

Lee más aquí