QUERÉTARO, Qro., 28 de enero de 2015.- El Club Gallos logró cumplirle a su afición y consiguió el triunfo en casa, lo que dejó satisfecha a la directiva del plantel, ya que, según aseguró el auxiliar técnico Édgar Solano, es un clásico que no se podía perder.

Agregó que aun cuando se perdió la primera llave, el equipo es capaz de seguir sumando triunfos.

“Sabíamos que era un clásico y se tenía que jugar como tal entre aciertos y errores, creo que salimos beneficiados y prueba de ello es el resultado (…) Estamos molestos porque en el plan no estaba perder allá y el equipo está preparado para competir y así lo ha demostrado; sin embargo no nos vienen mal saber que perdimos un punto porque eso hace que en los próximos partidos redoblemos esfuerzos para conseguir la calificación lo más rápido posible”.

En cuanto a la incorporación de William da Silva, dijo que será gradual para que pueda tener una mejor condición física para regresar al primer equipo hasta que concluya su suspensión para poder volver al primer equipo.