QUERÉTARO, 10 de diciembre de 2014.- El defensor de los derechos de migrantes, Martín Martínez Ríos, pidió escuchar a la población civil para evitar el desmembramiento social y la carnicería a los migrantes, al recibir la medalla de honor a la promoción y defensa de los Derechos Humanos “Nelson Mandela” del poder legislativo.

Frente a los diputados y el embajador de Sudáfrica, Sandile Nogxina, Martín Martínez reconoció a su equipo y su familia, que le permiten ayudar a los migrantes, al tiempo que pidió elevar una oración para mantener su trabajo y evitar una migración sangrienta que permite la actuación del crimen organizado.

“Puedo resumir mi labor en unas palabras: entrega labor, humanidad y estoy recordando la otra que me taladra la mente y el corazón: la convicción, estar convencidos de que vamos bien, que ya la ayuda humanitaria a las personas que atraviesan por Querétaro se necesita. Yo no soy ejemplo para nadie, podrían haber más, miles y miles de gente que podría estar, pero me tocó a mí”, subrayó el activista.

Pidió reconocer a los migrantes como “seres humanos como tú y como yo. El ambiente que se vive en Sudamérica es catastrófico, en diez años he tratado de acercarme a los gobiernos, pero siempre he recibido rechazo. La migración no es problema, el problema es cómo lo vemos, cuando las leyes se deshumanizan es la causante de que el ambiente migratorio se descomponga, es una migración sangrienta, es una carnicería”.

Lamentó que México no pueda ser un país de paz, donde miles de personas fallecen en el camino, ya que tan solo en el año se acentuó gravemente la violación a los derechos humanos de los migrantes y se vea a los migrantes con signo de pesos o como delincuentes.

“En 14 años que llevo yo a las orillas de la vía, día y noche, no he visto migrantes robando, excepto que el crimen organizado ya los tenga ahí, obligados, amarrados, pero mientas no”, insistió Martínez Ríos, al cuestionar qué hacen sociedad y gobierno.

Luego de pedir al presidente municipal de Querétaro, Roberto Loyola Vera, entregar el predio prometido para una estancia del migrante en la capital, sostuvo que si todos y cada uno de los presentes se suman a la labor a favor de los derechos humanos, se pueden generar grandes cambios, sobre todo porque el 80 por ciento de los migrantes que atraviesan México, pasan por esta entidad.

El embajador de Sudáfrica, Sandile Nogxina dijo a Martínez Ríos que “usted es la luz que brilla en el mundo y tiene que llevarla más allá, incluso a los rincones más oscuros del mundo, porque tenemos que acabar con la oscuridad. Su labor es una evidencia de que los seres humanos somos por naturaleza buenos”.

Asimismo, subrayó que México jugó un hermoso papel en la liberación de su país, al asegurar que las murallas de la prisión se destruyeran para permitir la salida de Nelson Mandela para guiar la nación.

“Ustedes, el pueblo de México, a través de sus esfuerzos en las Naciones Unidas y sus esfuerzos para asegurar que el apartheid fuera declarado un crimen en contra de la humanidad, ustedes hicieron una gran contribución para romper las cadenas que nos ataban y que habían mantenido como esclavos a la gente de nuestra nación, estamos perpetuamente agradecidos con ustedes”, afirmó Sandile Nogxina.

Tras cantar los himnos nacionales sudafricano y mexicano, los diputados iniciaron la sesión con 22 asistencias, una falta y una justificación, el diputado Alejandro Cano Alcalá, presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Acceso a la Información de la Legislatura Local, resaltó que esto es un reconocimiento a un ciudadano con digna trayectoria.

“En este año que también conmemoramos los 20 años de la Sudáfrica libre. En esta ocasión se reconoce el trabajo y esfuerzo de Martín Martínez Ríos, originario de Tequisquiapan, Querétaro, ha promovido los derechos de las personas migrantes”, subrayó.

Martín Martínez provee asistencia humanitaria desde hace 14 años a los niños y adultos migrantes que pasan por Tequisquiapan, como salud, vestido y alimento en la estación del migrante González y Martínez.

“Los queretanos no debemos criminalizar a nuestros hermanos migrantes, ya sean nacionales o extranjeros. Los verdaderos héroes son los que trabajan todos los días de forma desinteresada, por lo que me llena de gusto poder homenajear a Don Martín”, insistió el diputado Cano Alcalá, al pedir construir una nueva cultura de respeto a los derechos humanos.