NAZARET, Israel, 2 de marzo de 2015.- Este fin de semana, un arqueólogo británico de nombre Ken Dark y su equipo de especialistas por parte de la University of Reading identificaron un paraje único en su tipo que podría revolucionar no sólo la teología tal y como la conocemos, sino inclusive modificar el devenir de los conflictos de Medio Oriente.
Según reporta The Huffington Post, se trata de una construcción donde, hace exactamente 2015 años, Jesucristo habría pasado los primeros años de su infancia y donde María y José habría cuidado del hijo de Dios hasta que le llegó el momento de predicar la palabra.
El humilde recinto se encontraría ubicado en el Distrito Norte de Israel “entre dos tumbas y bajo una iglesia”, de acuerdo a textos clericales bizantinos rescatados por el Dr. Dark, quien enuncia que el Convento de las Hermanas de Nazaret y el Templo de la Anunciación de Nazaret fueron edificados durante la época de las cruzadas medievales y sobre casa del hijo Dios para protegerla de los ataques, ello a mediados del Siglo XI.
Desde 2006, el catedrático se mantiene estudiando las ruinas que se extienden bajo Israel y, en base a la arqueología bíblica, sugiere que la casa del hijo de Dios era venerada por los Templarios, dado que en este mismo espacio fue donde María recibió la noticia de que en su seno habitaba el Mesías y que, junto con su esposo José, había sido elegida para velar de ‘El Buen Pastor’, conformando así el misterio de la Sagrada Familia.
“El Dr. Dark describe la casa del hijo de Dios como un vivienda de piedra caliza con muchos cuartos y una sola escalera que recorre todas las habitaciones. Una de las puertas principales sobrevivió al paso del tiempo e incluso los acabados del piso se encuentran en perfectas condiciones”, expone el Daily Mail en su edición en línea, donde se advierte que el tipo de infraestructura coincide con la de los tiempos de bíblicos.
En ese sentido, el tabloide precisa que la mayor pieza de evidencia utilizada por el Dr. Dark para definir a estas ruinas como la casa del hijo de Dios se producen a partir de un manuscrito titulado De Locis Sanctis (traducido como Las Locaciones Sagradas), mismo que data del año 670, habría sido redactado por el monje irlandés Adomnán y compila todos los espacios divinos del cristianismo desde la muerte del apóstol San Pedro.
En su artículo, el Dr. Dark dijo haber encontrado vasijas para cocinar, discos para hilar y otros untensilios de roca sedimentada y piedra caliza, lo que “prueba con toda certeza que una familia judía radicó en este espacio”, sin embargo, se encontraron igualmente en su interior mosaicos con la representación de la Sagrada Familia, mismos que datan de la época de Cruzadas y son acompañados con grabados bizantinológicos.
Asimismo, el De Locis Sanctis precisa la exacta ubicación del inmueble divino, por lo que “si bien, arqueológicamente es imposible ratificar en un 100% que este se trate del hogar de Jesucristo, la evidencia apunta a que estas ruinas guardaron, al menos, un significado intrínseco con la Sagrada Familia”.
Leer más en The Daily Mail