SAN MIGUEL DE ALLENDE, Gto., 2 octubre 2014.- En el restaurante de mariscos había cinco familias en el momento del operativo federal.

Héctor Beltrán Leyva, conocido como El H, fue detenido ante el asombro de los comensales que cotidianamente acuden a El Pescao, según reportó Excelsior.

El Pescao es un restaurante de mariscos ubicado en la calle de Jesús número 21, en la zona Centro de San Miguel de Allende, rodeado de galerías de arte, bares y centros nocturnos, dos de ellos propiedad del actual presidente municipal, Mauricio Trejo Pureco.

Los dueños del restaurante, Alberto Alvarado y Juan Carlos Hernández, han decidido guardar silencio luego del operativo montado por elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional y de la Procuraduría General de la República.

“Ellos prefieren no decir nada. Temen que les involucren con el capo. Pero es que acá jamás habíamos visto a ese señor (Beltrán Leyva)”, comentó un allegado a los propietarios de El Pescao.

El Pescao ofrece pescados, mariscos y carnes a precios módicos, pero no es un sitio barato, y lleva operando alrededor de cinco años.

“Yo creo que había unas cinco familias comiendo en el restaurante cuando llegó la gente del operativo. Es que fue rapidísimo”, comentó el amigo de los dueños de El Pescao.

Desde la tarde de ayer miércoles, las redes sociales en Guanajuato, particularmente las de San Miguel de Allende, circulan diferentes versiones del suceso policiaco.

El H enfrenta cargos en EU.

La Administración Federal Antidrogas (DEA) de Estados Unidos felicitó al gobierno de México por la captura del presunto líder del cártel de los Beltrán Leyva, Héctor Beltrán Leyva.

El detenido, quien enfrenta encausamientos por tráfico de drogas en Brooklyn y Chicago, fue capturado ayer en San Miguel de Allende, Guanajuato, durante un operativo conjunto de la Procuraduría General de la República y la Secretaría de la Defensa Nacional.

En Morelos establecieron su poder.

Desde la década de los 90, el estado de Morelos se convirtió en la entidad preferida de jefes del narcotráfico para residir por largos periodos o bien para sentar sus centro de operaciones. Desde Amado Carrillo, el extinto Señor de los Cielos hasta Arturo Beltrán Leyva, muerto en un enfrentamiento con marinos en Cuernavaca hace cinco años.

El dominio del cártel de los hermanos Beltrán Leyva en el estado de Morelos mantuvo a raya a las organizaciones criminales hasta la muerte de Arturo, alias El Barbas o El jefe de jefes, ocurrida durante un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de la Marina en la exclusiva zona residencial Altitude de la capital morelense.

Uno de los muchos asesinatos perpetrados que marcaron la era de esta organización delictiva en Morelos fue el del subprocurador Andrés Dimitriadis Juárez, ejecutado junto con sus escoltas la noche del 23 de octubre de 2008, presuntamente por un grupo de sicarios de Mario Pineda Villa, alias El MP, uno de los operadores del cártel de los Beltrán Leyva.

El 15 de mayo de 2009 el otrora titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Luis Ángel Cabeza de Vaca, y Francisco Sánchez González, entonces secretario de Seguridad de Cuernavaca, fueron detenidos por la PGR juntos en Torre Morelos, ambos acusados de haber proporcionado protección al cártel de los hermanos Beltrán Leyva. Sánchez González obtuvo su libertad y absolución por no haber elementos en su contra, mientras que Cabeza de Vaca fue sentencia a 10 años de prisión.

Con la muerte del capo sobrevino un periodo violento en el estado, debido a la atomización de la organización delictiva y la disputa por el control del territorio. Decapitados, desollados, cuerpos colgados en puentes y asesinatos perpetrados con tal saña que generó zozobra en la sociedad morelense.

Sin embargo, el abatimiento de El Barbas sacó a flote y exhibió la infiltración del cártel sobre las corporaciones policiacas municipales y estatales.

En enero de 2010 fue detenido el expolicía metropolitano, Manuel Alejandro Briones Rodríguez, alias El Chaparrito, presunto lugarteniente del extinto capo Arturo Beltrán Leyva y encargado de controlar el trasiego de droga en el estado de Morelos.

En junio de 2012 también fue apresado el exsubdirector del Grupo de Reacción y Operaciones Tácticas de la Policía de Cuernavaca, Raúl Díaz Román, fue detenido por elementos del Ejército mexicano en el municipio de Tecamac, Estado de México y fue puesto a disposición del Ministerio Público Federal por sus presuntos nexos con el cártel de los Beltrán Leyva.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, Díaz Román, alías el Comandante Hierro fue identificado como lugarteniente en Morelos del grupo delictivo y como jefe de una de las células criminales que asesinó el 28 de marzo de 2011 al hijo de Javier Sicilia, Juan Francisco Sicilia Ortega.

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/10/02/984698