QUERÉTARO, Qro., 12 de mayo de 2016.-Las 29 guarderías que hay en el estado deberán sacar de sus menús los alimentos procesados o con azúcares añadidos, esto con el fin de generar mejores hábitos y evitar enfermedades a largo plazo, indicó el jefe de Prestaciones Médicas y Sociales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Querétaro, Francisco Zepeda Chávez.

Las estancias podrán agotar los alimentos que tengan en sus almacenes, pero una vez que se acaben deberán incluir los alimentos que permite la nueva normativa del Seguro Social, donde se privilegia el consumo de carne, pescado, granos integrales y ácidos grasos.

“La instrucción es ya no vuelvan a comprar aquellas cosas que quedan fuera del menú, por ejemplo: los jarabes para preparar agua, es sólo agua natural, además de galletas, porque quedan excluidas las harinas y azúcares refinados, y alimentos procesados”, indicó Francisco Zepeda.

Esta medida también tiene el objetivo de acostumbrar el sentido del gusto de los niños a este tipo de alimentos, y que se evite el consumo de azúcar y sal para enaltecer el sabor de la comida. Se espera que sea en un lapso de dos meses cuando la transición a los nuevos menús quede concluida.

Además de tener un cambio en el tipo de alimentos que consumirán los menores, también se ampliará la tabla de menús, que era de aproximadamente un mes y ahora pasará a 40 días.

Asimismo se hará la invitación a los padres de familia a que repliquen estos nuevos hábitos en sus hogares, a fin de mejorar la salud de los menores. Con ello se busca evitar que al llegar a la edad adulta padezcan enfermedades como hipertensión, diabetes y obesidad.

“Queremos que, uno, formativamente puedan apreciar los alimentos así; dos, que se generen hábitos saludables y tres, que evidentemente impactará en su condición de salud para que no sean niños propuestos a diabetes, obesidad y demás”, comentó el jefe de Prestaciones Económicas y Sociales.