QUERÉTARO, Qro., 24 de abril de 2016.-¿Es posible la inmortalidad a través de la tecnología? Todavía no, sin embargo, el transhumanismo es el siguiente paso rumbo para alcanzarla. Se trata de adaptar el cuerpo a nueva tecnología para ser más fuertes, más poderosos y más eficientes. Y en esta revolución digital la medicina ya podría controlar enfermedades como el cáncer en los próximos 15 años.

No tarda el día en que sea necesario incluir un módulo de «Big Data» en la formación de los estudiantes de medicina, pues el desarrollo de nuevas tecnologías y la rápida evolución de las herramientas digitales, trastoca esta disciplina y, sobre todo, nuestro sistema de salud, debido a la importante ruptura que se hace respecto a las técnicas médicas tradicionales.

Con esto llegará una revolución en la manera de proveer servicios de salud, pues cada día habrá menos intermediarios entre el médico y el paciente, ya que a nivel global la preocupación por la prevención ya alcanzó niveles sin precedentes y la presencia del médico tradicional tiene menos lugar en beneficio de las nuevas herramientas informáticas.

Lee más aquí