QUERÉTARO, Qro., 16 de diciembre de 2013.- El presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Braulio Guerra Urbiola, aseguró que los diputados del PRI tuvieron no menos de 15 reuniones con especialistas para conocer a fondo las reformas en materia energética, por lo que ya tenían un posicionamiento desde la llegada del dictamen procedente de la Cámara de Diputados.

«Prácticamente cuando nos notifican nosotros estábamos listos para tomar una decisión, hay que decir que respetamos a todos aquellos que no están de acuerdo con la reforma energética».

Sostuvo que contaban con la información de que habría actos de violencia, por lo que tuvieron que llegar a medidas extremas que están contempladas en la ley y señaló que en otros estados de la República se han dado actos de violencia por lo que decidieron actuar como lo hicieron, al atrincherarse en la sede del Salón de Pleno.

«En otro sentido, también era deber y responsabilidad institucional del presidente de la Mesa Directiva del Congreso, dada la información que teníamos, solicitar que el orden se mantuviera en la sede del Congreso, (…) teníamos nosotros acceso a información que nos hizo tomar esas decisiones, teníamos en nuestros celulares expresiones violentas de una serie de contenidos que nos tomaron la posibilidad de generar condiciones excepcionales que la ley nos permite y nos obliga».

Señaló que hasta el momento han continuado los mensajes de amenaza hacia la integridad física de los diputados, aunque no puntualizó si realizarán alguna denuncia en contra de los responsables de esos mensajes.

Explicó que el Congreso local no puede llamar a alguna consulta popular, en cuanto al tema de la reforma energética, pues se trata de un tema federal, que en todo caso tendría que ser solicitado por el Congreso federal.