QUERÉTARO, Qro., 13 de diciembre de 2013.- El diputado perredista, Gerardo Ríos Ríos, aseguró que los diputados federales sólo se formaron como soldados y que debieron hacer un análisis más amplio antes de haber aprobado el dictamen para modificar los artículos constitucionales 25, 27 y 28 en materia energética.

«Pues se formaron como soldados sin razonar bien el asunto, creo que así como los diputados seguimos una directriz de nuestro partido, cuando entramos como diputados electos, nos debe interesar más que la situación con nuestro partido, la situación del bienestar de la población a la que representamos y creo que aquí a los diputados federales les faltó analizar más eso, a que se deben más al interés de la Nación y menos al interés de sus dirigentes o de alguna cúpula de empresarios que están con mucha voracidad esperando que se abra este sector para entrar en él».

Reflexionó sobre si es o no Pemex una empresa rentable para el país o simplemente se trata de una negociación entre las cúpulas de poder del país con empresas trasnacionales que se verán beneficiadas con estas reformas, y recordó algunos de los efectos que ha tenido el modelo neoliberal, iniciado hace 20 años, con el Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

«El que haya más pobres ahora que hace 20 años, incluyendo la crisis en el campo, es producto del modelo económico que tenemos, que no funciona ya, pero no lo quieren cambiar».

Reconoció que México es un país que se ha corrompido y que los legisladores federales no están exentos de esa posibilidad.

«Ya lo decía yo, es una situación de albazo, de pretender terminar rápido con ésta rapiña, porque al final de cuentas, yo les digo una cosa, ¿si Pemex está tan mal, o está tan agonizante, no deberían estar con tanta voracidad los empresarios, las trasnacionales, esperando nada más que se haga esta reforma para poder entrar ellos».