Derivado de la destrucción trimestral de credenciales electorales que llevan a cabo las autoridades del Instituto Nacional Electoral en Querétaro, este viernes se destruyeron más de 24 mil 580 credencias de ciudadanos que hicieron una actualización de su datos, o que realizaron el trámite de renovación y no acudieron a recoger el “plástico” en el tiempo que marca la ley.