QUERÉTARO, Qro., 24 de enero de 2015.- En el marco del convenio que suscribió el partido Movimiento Ciudadano, con la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para someter a sus candidatos a aplicar una certificación anticorrupción, el Dirigente Estatal, José Luis Aguilera Ortiz, lamentó que la guerra sucia haya llegado a Querétaro para quedarse en la política, dio a conocer el partido mediante un comunicado de prensa.

En este boletín Aguilera Ortiz, expresó que desde 1997 los ataques comenzaron a imperar entre los adversarios políticos de la entidad y lamentablemente fue una práctica que adoptaron los principales partidos políticos de entonces, la cual perdura hasta hoy en día con los ataques que ya se han denunciado públicamente, los cuales, dijo, se operan desde la Secretaría de Gobierno del Poder Ejecutivo

“El problema está en cómo compran los adversarios, este tipo de artilugios para poder hacer menos al opositor y es obvio que hoy la cultura política ha ido generando esta situación, una animadversión a quien provoca y a quien da origen a la guerra sucia, yo creo que es muy lamentable que esta estrategia, haya ingresado, que se haya quedado y que la hayan adoptado los que tanto se dolían de ella”, expresó.

El informe continúa, diciendo que denunció ataques de guerra sucia de los que ha sido víctima Movimiento Ciudadano en los municipios de Colón y Querétaro, además de la simulación que mantiene el Secretario de Gobierno al controlar una parte del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ), del cual se ha aprovechado para desechar las denuncias que se han presentado en su contra.

“Nosotros como Movimiento Ciudadano fuimos víctimas de la guerra sucia de Jorge López Portillo, a través de terceros, allá en el municipio de Colón en contra de nuestro aspirante a la Presidencia Municipal y aquí en Querétaro. Para nosotros es muy lastimoso que este señor siga en la Secretaría de Gobierno y que a través de 3 consejeros del Instituto Electoral del Estado de Querétaro: Yolanda Elías Calles, de Gabriela Benítez y de Jesús Uribe Cabrera manipule las resoluciones”, expresó.

Aguilera Ortiz se dijo indignado de las acciones que se han tomado en el órgano electoral, para desestimar las denuncias que fueron interpuestas en contra de López Portillo, las cuales están comprobadas y en las que inclusive, el secretario ha aceptado públicamente tener responsabilidad y ha pedido disculpas, sin que haya habido un castigo por parte de las autoridades.

“Es evidente cómo exculpan al Secretario de Gobierno, cuando él mismo, acepta que tiene que ver en el asunto del “putarraco” famoso; cómo lo exculpan si Serafín trabajaba ahí; cómo lo exculpan si lo suspenden –entre comillas, porque sigue cobrando-; cómo lo exculpan si en un momento dado se da a conocer en medios de comunicación que Serafín fue el que filtró el documento”, dijo.