Presunta víctima relata a Quadratín que cuando denunció a los oficiales, éstos aceptaron que lo golpearon pero que no lo aceptarían ante alguna autoridad