SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 22 de enero de 2014.- Para Rubén Estrella Peralta, Erick Juárez Luna, tenía la obligación de regresar a tomar las riendas del Partido Acción Nacional (PAN) en el municipio, pues había una impugnación de por medio, esto por el proceso interno y la invalidación de las candidaturas de consejeros realizada por la sala electoral.

De igual manera Estrella Peralta señaló que por orden del tribunal Erick Juárez fue restablecido en la dirigencia municipal del Acción Nacional, y por lo consiguiente debió haberse hecho cargo de la convocatoria para registrar a los candidatos a concejeros y así evitar los problemas que ahora deberá enfrentar todo el partido local.

A pesar de los problemas por los que atraviesa el PAN, Rubén Estrella niega que el partido sufra algún desgajamiento o ruptura, sin embargo hizo un señalamiento muy directo en contra de Erick Juárez, de quien dijo defraudó la confianza de todos los blanquiazules, calificando a su acción como abandonar su cargo antes de tiempo.

Al respecto alegó que Juárez Luna tenía la responsiva y la obligación de convocar a la asamblea para la elección de los 11 consejeros que los estarán representando a nivel estado y los dos a nivel nacional, dijo que esta acusación se derivada a que él sigue siendo el presidente del PAN local, y esto será hasta que concluyan hasta el final de la impugnación.

Agregó en este mismo lineamiento y en el orden de ideas, que Juárez Luna es responsable de lo que está pasando internamente en el Acción Nacional de San Juan del Río, esto por, supuestamente, no hacer respetar los estatutos vigentes; “que siendo abogado no tenga los conocimientos de las leyes vigentes y por no responder a la confianza que le otorgamos todos los panistas”.

Respecto al falló que diera la sala electoral, consideró que es todo un éxito para el PAN, pues se hizo respetar la ley, y refiere que el partido es muy democrático y respetuoso de ello.

Pero no solo culpó de los problemas locales a Erick Juárez, también apuntó al Comité Directivo Estatal por permitir esta situación y a Edgar Inzunza Ballesteros -con menos lógica- ya que él obtuvo su ratificación de parte del PAN estatal, quien se supone se encarga de tomar decisiones de este tipo.

El encargado de estas acusaciones, supuestamente basadas y respaldadas en estatutos y reglamentos internos, además de leyes, fue Saúl Martínez Hernández, y quien fuera el que presentó el recurso de impugnación.

Agregó que la Comisión Permanente no debió confirmar el triunfo de Inzunza Ballesteros, debido dijo, a que había un recurso de impugnación y por lo consiguiente no debió tomar el cargo de dirigente municipal.