Se chingó el PRD

Además de descender a la segunda división política a nivel federal, el PRD perdió más de la mitad de su fuerza en el DF.

–¿El partido del Sol Azteca se pone más amarillento –¿bilis?– y más negro –¿de coraje?– por el fracaso ante sus acérrimos rivales.

–¿Los líderes Carlos Navarrete –dice que no se va– y Raúl Flores –¿tampoco?– le echarán la culpa a Miguel Ángel Mancera por el fracaso electoral en la capital?

Mancera se sacude los piojos. Según él, los resultados electorales no son un referendum de su gestión sino reflejo de la división entre los grupos de la izquierda…

El pavoroso caso es que Morena –el partido del mesiánico Andrés Manuel– sale a escena en su estreno y logra la ovación del voto. Le arrebata al PRD cinco delegaciones: Azcapotzalco, Tlalpan, Tláhuac, Xochimilco… y le parte el corazón al llevarse la Cuauhtémoc, capital política de la CDMX; faltó poco –26 mil votos– para llevarse también la corona de Iztapalapa… pero bien que la abolló.

Paréntesis. En el mundo político, los símbolos son importantes – subraya el periodista Rafael Cardona–. Cuando Andrés Manuel tuvo el peor momento de rechazo por aquél plantón en el Zócalo y Reforma –derivado de la mega protesta electoral en 2006–, ahora con partido político propio impone un candidato en la delegación Cuauhtémoc –Ricardo Monreal– y territorialmente se quedará tres años precisamente con el Zócalo y Reforma. Eso es una verdadera resurrección… a ver quien puede logar algo de ese tamaño.

Regreso. También el PRI le dio zape al PRD al llevarse Magdalena Contreras y Milpa Alta… y el PAN al recuperar la Miguel Hidalgo con Xóchitl Gálvez –¡me los chingué!, celebra ufana con lenguaje urbano.

La debacle perredista también cambiará las fronteras del mapa político en la ALDF.

Aquella aplastante mayoría de los últimos años pasó a la historia. El hecho de que un partido ganara una delegación no se tradujo en el triunfo de quienes competían por los 40 distritos de la CDMX. Para los perredistas la lectura es que las tribus jugaron la elección a conveniencia. Morena quedará como la primera fuerza con 17 curules seguido del PRD con 15… y hasta atrás, PAN con 5 y PRI con 3. La Comisión de Gobierno quedará en manos fieles a López Obrador… y Mancera en jaque ¿mate?.

EL MONJE LOCO: El muerto Enrique Hernández Salcedo regresó de su tumba para ganar la última batalla. El candidato de Morena –asesinado el 14 de mayo– conquistó la alcaldía de Yurécuaro, Michoacán; gobernará el hermano a trasmano. ¡Golpazo macabrón!

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com