QUERÉTARO, Qro., 4 de febrero de 2014.- Para la implementación del taxímetro en Querétaro, primero habría que consultar a los propios taxistas, pues son los primeros beneficiados o perjudicados, consideró el presidente de la comisión de Movilidad del Congreso local, Ricardo Carreño Frausto, quien aseguró que por el momento los taxistas que han hablado con él, no están de acuerdo en implementarlo.

“Pues con reuiniones que hemos tenido con el sindicato Sutosec que es uno de los grandes representantes de los taxistas, es una cuestión que efectivamente se tiene que realizar un estudio porque por el momento a lo que comentan los taxistas creo que no es viable y la declaraciones que dieron el año pasado por parte del Secretario de Gobierno y algunas autoridades si comentaron que es una situación que se debe analizar pero no los taxistas en este momento no lo ven viable aún”.

Detalló que las razones que le han manifestado los taxistas es que más que beneficiarlos, les perjudicaría por la situación geográfica y demográfica de Querétaro, que aún no es una ciudad tan grande y complicada, por lo que se tendría que evaluar el sistema de cobro como tal ya que se trata de una cuestión de planeación y de análisis.

“Yo creo que debemos de ver más bien primero con los taxistas que son los primeros beneficiados o perjudicados de que se les ponga esta situación, entonces es con ellos con quienes me tendré que acercar para ver si es una cuestión de beneficio”.

El diputado tricolor, puntualizó que actualmente la tarifa mínima está en 35 pesos, por lo que se tendría que establecer si el cobro sería gradual ascendente o fijo por zonas como actualmente está.