MÉXICO, DF,  23 de septiembre de 2014.- El Diputado Federal Ricardo Astudillo Suárez presentó en la Cámara de Diputados un Punto de Acuerdo para exhortar a las autoridades ambientales de los diferentes niveles de gobierno a diseñar mecanismos que le permitan a la sociedad acceder a programas alternativos de movilidad y a crear campañas de información y concientización respecto a las afectaciones a la salud humana y al medio ambiente causadas por el uso de automóviles.

El Vicecoordinador del GPPVEM, reiteró que en su partido están comprometidos con el cuidado del medio ambiente y la salud de los mexicanos, por eso, “consideramos importante fomentar medidas que disminuyan el uso del automóvil como programas de transporte público limpio, medios alternativos como la bicicleta; los cuales buscan otorgar una opción a los ciudadanos para que declinen en el uso de sus vehículos, lo que además de reducir contaminantes y tránsito vehicular”.

El Diputado Astudillo Suárez argumentó que como consecuencia del aumento acelerado en el uso de los automóviles, sobre todo en las ciudades, estamos enfrentando diversos problemas que afectan al medio ambiente y por lo tanto a la salud de las personas.

Ejemplificó que en el área metropolitana de Querétaro, de acuerdo a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Estado, de 2012 a 2013 hubo un crecimiento promedio de 7% en el parque vehicular y el 76% del total de automóviles que existen en el estado se localizan en la mancha urbana.

Resaltó, que la alta cantidad de automóviles ha incrementado las enfermedades y los impactos ambientales por la desmedida emisión de contaminantes vehiculares, además del estrés que provoca el caos en las calles por el tránsito. Precisó, que de hecho, las muertes por contaminación vehicular, al menos en las 2 últimas décadas se incrementó hasta un 11 por ciento según el estudio “El transporte para la salud – La carga global de las enfermedades por el transporte vial motorizado”.

El Diputado por Querétaro, enfatizó que, si se suman las cifras de las muertes por accidentes y las de contaminación vehicular, se coloca como la sexta causa de muerte a nivel mundial, por encima de padecimientos de salud como la diabetes e incluso el VIH. Por ello, es necesario implementar mecanismos que disminuyan esta problemática.