MÉXICO, DF, 6 de octubre de 2014.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) buscará que las instancias federales de seguridad, certifiquen a quienes serán sus candidatos en el proceso electoral de 2015, informó su flamante presidente nacional, Carlos Navarrete, destaca una nota que publica el portal del diario guerrerense El Sur.

Este anuncio se hace después de que el alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca, se encuentra prófugo y con señalamientos de colaborar para el crimen organizado en Guerrero.

“En el PRD vamos a tener que tomar medidas urgentes y extraordinarias. Todos los candidatos y todos los integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, voy a pedir que pasen por un examen por los aparatos de seguridad del gobierno mexicano.

“Que verifiquen nuestra condición, que vean nuestros contactos y relaciones, que verifiquen nuestro patrimonio, que se determine claramente que somos gente honesta que no tenemos ninguna cuenta pendiente con la justicia.

No queremos que la delincuencia coloque candidatos por la vía del PRD”, afirmó Navarrete la madrugada de este domingo, después de que el Consejo Nacional del PRD lo ratificó en el cargo.

Navarrete apuntó que juntó con su secretario general, Héctor Bautista, se reunirán este lunes o martes con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre y representantes del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto para buscar una solución al problema de inseguridad en la entidad.

“Ahora que en Guerrero se desborda la violencia de los delincuentes, de las bandas organizadas y que han cometido la atrocidad con jóvenes estudiantes, apropiándose de una Policía Municipal, el gobierno federal junto con el gobierno estatal, deben diseñar una contra ofensiva inmediata, con la Gendarmería y con fuerzas federales”, dijo el presidente nacional del PRD.

Navarrete declaró que una posible solución para la problemática de seguridad que enfrenta el Estado es que el Gobierno federal envíe a un comisionado, como ocurrió en Michoacán.

En próximos días, apuntó el líder perredista, la dirigencia que encabeza, junto con el gobernador Aguirre, se reunirán con el gobierno federal para tratar el tema de Guerrero. “Lo que sea necesario hacer, hay que hacerlo.

Pasado mañana, aquí en la ciudad de México nos reuniremos el Secretario General y yo y varios miembros del Comité Ejecutivo Nacional, con el Gobernador Ángel Aguirre, con funcionarios del Gobierno del presidente Peña Nieto. “Estamos ante una emergencia, hay un brote de violencia en Guerrero y tenemos que enfrentarlo juntos”, afirmó.