QUERÉTARO, Qro., 10 de noviembre de 2014.- Momentos de drama vivieron los dos tripulantes de un vehículo compacto luego de que el conductor perdiera el control y cayeran en una zanja.

El percance ocurrió cuando el conductor de un Chevrolet Chevy azul marino y de láminas queretanas circulaba sobre el libramiento Surponiente; sin embargo, a la altura del kilómetro 35, en las inmediaciones de la comunidad de El Nabo, el conductor perdió el control y salió de la carretera. Lo acompañaba un niño de 10 años de edad.

Testigos alertaron a los cuerpos de emergencia, por lo que llegaron paramédicos de la Cruz Roja a brindar ayuda.

Después de sustraer a los afectados del vehículo les administraron los primeros auxilios, siendo el menor quien tuviera heridas mayores, por lo que fue llevado al hospital, mientras que al conductor de se le atendió en el sitio.

Fueron policías federales quienes tomaron conocimiento de lo ocurrido.