QUERÉTARO, Qro., 11 de junio 2015.- Es necesario que para hacer frente al delito de desaparición forzada de personas, el Sistema Nacional de Búsqueda de Personas cuente con una base nacional de datos genéticos como instrumento para la localización de gente de la que se ignore su paradero, dijo el senador Enrique Burgos García, al presentar una iniciativa de reforma a la Ley del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.

El legislador por Querétaro expuso que en complemento a la reforma constitucional en la materia, la desaparición involuntaria de personas es la que se refiere a la privación de la libertad de una persona sin la autorización, apoyo o aquiescencia del Estado.

En este sentido, manifestó que es imprescindible fortalecer el acervo informativo del Centro Nacional de Información del Sistema Nacional de Seguridad Pública mediante una base de datos genéticos de personas cuyo paradero se ignore.

De las más de 26 mil 500 personas que el Sistema Nacional de Seguridad Pública tiene registradas y asociadas con alguna indagatoria del fuero común o federal y que se ignora su paradero, se debe hacer uso de las nuevas tecnologías para la pronta identificación de personas o restos humanos, indicó.

Asimismo, el senador Enrique Burgos explicó que por ejemplo, la aplicación de pruebas de ADN permite comparar los perfiles de personas con la misma carga genética de sus progenitores, lo que constituye un instrumento confiable en la identificación de restos humanos.

En varios países operan mecanismos como el que se propone, enfatizó el legislador, por lo que la puesta en marcha de una base de datos genéticos que auxilie en la localización y establecimiento del paradero o destino de personas que hubieran desaparecido por la presunta comisión de un ilícito, resultaría de gran importancia para los familiares involucrados.