CASTELLÓN, España, 4 de marzo.- El Barcelona se convirtió en el primer finalista de la Copa del Rey al vencer al Villarreal en El Madrigal por 1-3 con dos goles de Neymar y otro de Luis Suárez, en un duelo en el que los locales jugaron en inferioridad numérica desde el minuto 64 por la tarjeta roja directa que vio Tomás Pina, publica Excélsior.

Jonathan dos Santos fue titular, jugó todo el partido e hizo un gol; mientras que Giovani entró de cambio.

Este resultado, unido al 3-1 de la ida en el Camp Nou, provoca que el equipo de Luis Enrique siga optando al título y el de Marcelino García termine su participación en el torneo tras llegar por primera vez en su historia a semifinales.

El conjunto azulgrana se adelantó en su primera jugada de ataque. Corría el minuto 3 del duelo cuando Messi centró desde la banda derecha y Neymar superó a Asenjo por arriba con un sutil remate. Un duro golpe para la afición amarilla, que llenó El Madrigal en busca de una histórica remontada.

El equipo amarillo apostaba por la velocidad de sus delanteros, mientras que el Barça acaparaba la posesión del balón en busca de rentabilizar su ventaja.

Lee más en Excélsior