QUERÉTARO, Qro., 1 de octubre de 2014.- Entre la vida y la muerte se debate un hombre que se dedica a realizar los conteos de las cuentas de la franquicia de Carnicerías Lidia, después de que un grupo de cuatro sujetos lo asaltó.

El empleado trató de defenderse y resistirse al atraco, pero fue baleado por los hampones, quienes tomaron el dinero y huyeron del sitio.

Las primeras investigaciones señalan que el monto del robo es de 400 mil pesos en efectivo, ya que el lesionado había hecho cortes de caja en varias sucursales.

Paramédicos del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) lo atendieron y llevaron a un nosocomio privado; el pronostico es reservado debido a la gravedad de sus heridas.

De los asaltantes no se supo el paradero.