SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 5 de junio de 2015.- «Si les interese mi testimonio, claro que no es seguro (el estado de Querétaro), si quien imparte la ley hace este tipo de cosas imagínese que podemos esperar los ciudadanos que no y tenemos acceso a un arma como la que me apuntaba ayer».

Fue el sentir de Fracisco Bueno al ser liberado por las autoridades ministeriales, al no encontrarle procedimiento alguno en su contra, agregando que todos los que de alguna manera, voluntaria e involuntariamente, se vieron involucrados en su detención, desde el policía municipal, hasta el ministerio publico, lejos de explicarle los motivos de su detención y al mostrarles su receta medica, lo único que le decían es que «tengo instrucciones».

«Lo que quiero decirles en concreto, al mismo tiempo el gobernador declara, algo así como una frase de Benito Juarez, el respeto al estado ajeno.. entonces ato cabos, entonces ya sé de donde vienen las ordenes del policía de los dos ministerios públicos y de los que me llevaron, creo que es lógico», dijo el panista.

Agregó que la situación no debe de pasar y que se debe dejar un antecedente por que no es correcto, por lo que si estarán interponiendo una denuncia penal por abuso de autoridad; «el punto aquí es que no se debe utilizar a la policía para este tipo de cosas bajo ninguna circunstancia».

Tras su liberación, Fracisco Bueno detalló algunos puntos de su detención, que para él es arbitraria, pues dijo que el espíritu de la acción era detenerlos, ya que se les trataba de mostrar la receta medica del medicamento que llevaba, pero no se le permitió.

De igual manera señaló que al detenido, quien lo entrevistó viajaba en un vehículo particular y sin uniforme, pero portaba un arma larga, con la que lo encañonó en la sien una vez que verificaron su credencial de elector, para dar inicio a las agresiones físicas de parte de los elementos, quienes utilizaron paralizadores para intimidarlos.