QUERÉTARO, Qro., 14 diciembre 2014.- Nueve vehículos remitidos a un corralón autorizado y cinco personas puestas a disposición del Juzgado Cívico, fue resultado al implementarse el Operativo Alcoholímetro.

Durante la noche del sábado y madrugada de hoy domingo, se llevó a cabo el Operativo Alcoholímetro, con filtros de revisión en diferentes puntos de avenidas con mayor circulación vehicular, en donde Oficiales adscritos a dicha dirección se entrevistaron con conductores de unidades motoras y al aplicar la prueba de alcoholimetría, cinco de ellos rebasaron el grado permitido para poder guiar un vehículo.

Las remisiones de vehículos a un corralón se dieron, además de por conducir en estado de ebriedad, por otro tipo de faltas como permitir que sus acompañantes de igual forma fueran ingiriendo alcohol abordo, por conducir a exceso de velocidad y por no contar con licencia de conducir, además de faltar el respeto a la autoridad.

En este sentido, el Secretario de Seguridad Pública, Raúl Rosales Ramírez explicó que el Operativo Alcoholímetro, es una más de las medidas que se han tomado para que en esta temporada decembrina y de Año Nuevo, se tanga tranquilidad para la ciudadanía y visitantes a este municipio, previniendo el que conductores manejen bajo los influjos de bebidas embriagantes, que por lo regulara son una de las causas de accidentes viales.

“El Operativo Alcoholímetro lo aplicamos a lo largo del año, sin embargo es especial poner atención al mismo en esta época en la que por experiencia sabemos que la gente consume más bebidas alcohólicas y nuestro objetivo es que si han bebido no manejen ni que vayan ingiriendo aún dentro de la unidad en marcha, buscando prevenir accidentes que en muchas ocasiones dejan personas lesionadas o decesos”, explicó Rosales Ramírez.