QUERÉTARO, Qro., 25 de febrero de 2015.- La Terminal Intermodal de Querétaro (TIQ) invertirá 100 millones de dólares en la primera fase de la ampliación de sus instalaciones, ante el aumento de fletes intermodales, derivado de la reforma ferroviaria, publica El Financiero.

La empresa informó que la ampliación de la capacidad estática en patios también busca dar respuesta a las necesidades de las navieras Maersk Line, que en México dirige Michael Hansen y Hamburg Süd al mando de Paolo Patrone, las cuales aumentaron el tránsito de contendores desde el puerto Lázaro Cárdenas.

Para ampliar la capacidad dinámica, la Terminal Intermodal también adquirió una serie de montacargas gigantes tipo top loader ante la alta demanda de estiba de contenedores, carga y descarga del ferrocarril a patios y en camiones hacia el destino final, indicó.

La nota completa en El Financiero