SAN JUAN DEL RÍO, Qro., 15 octubre 2013.- Comerciantes y pescadores del “Acapulquito”, ubicado en la comunidad La Valla, piden a las autoridades medidas drásticas para reincorporarse a sus actividades, así lo dijo a los medios de comunicación Ismael Jaime Vega, quien dijo ser el portavoz de la gente de ese lugar.

Informó que se les retiró del lugar supuestamente por 72 horas, “nosotros los pescadores, estamos dispuestos a acatar lo acordado en el dialogo, por la vía legal, por la vía pacífica, tenemos también algunos derechos constitucionales que nos otorgan los derechos a manifestaciones, tenemos todavía el recurso de derechos humanos, porque se nos han violado nuestras garantías individuales, se han violado también nuestros derechos humanos, nos suspenden una de las satisfacciones básicas que son alimentos, y el alimento es la prioridad en el ser humano”.

Jaime Vega señaló que llevan ya 25 días de paro de actividades, siendo una recomendación de las autoridades de protección civil, tiempo en que no han podido trabajar y solamente han tenido la promesa de que se les otorgaran unas despensas, pero éstas no llegan y solamente los hacen dar vueltas a los lugares a donde son citados, lo que ya molestó a los pobladores.

La falta de cumplimiento de entrega de las despensas y el no poder trabajar, Ismael Jaime señaló que sus representados están perdiendo la calma y la tranquilidad, inconformándose de los procedimientos de cómo se les suspendió sus labores.

Señaló que no están en contra de la reubicación, pero ésta se debe de dar por ese mismo lugar, porque ya lo consideran como un polo de desarrollo turístico, “tenemos infraestructura, tenemos los servicios municipales, tenemos agua potable, tenemos empedrados, ahorita lo que le vamos a pedir a la comisión nacional de agua, el tiempo necesario para una construcción, porque ya tenemos 18 años ahí, tenemos ciertos derechos constitucionales, con apego a la ley más que nada, que se nos reubique y se nos concesiones”.

Destacó que sí estuvieron trabajando tanto tiempo, fue gracias al consentimiento de las autoridades estatales, no concesionados en la zona federal, porque en lo referente a la pesca, sí están debidamente constituidos, pero en estos momentos las palapas son el conflicto.

Indicó que en una de las cláusulas que otorgó la SAGARPA dice que; “tenemos permitido hacer palapas, con fines de restaurantes, zonas recreativas y todo eso, o sea todo lo que tenemos es conforme a la ley, pero falta la concesión del terreno, lo que estamos por tramitar.

Anticipó que ante esta cuarta reunión que tienen con las autoridades, en caso de que no haya arreglos, tendrán que estudiar los recursos que les quedan, como es el derecho a manifestarse; “estamos sentados en una mesa para llegar a acuerdos pacíficos, pero si se requiere, si los maestros que tienen educación y cultura se manifiestan, creo que nosotros también tenemos el derecho a ese procedimiento, lo que no queremos nosotros es no afectar a terceras personas, porque venimos atravesamos la lanchita”.

A pesar de que esperarán a la voluntad política, como lo dijo, el porta voz de los pescadores y restauranteros del lugar, dijo que recurrían a ese derecho.